El canguro

El canguro

Me senté frente a la lustradora de botas en la plaza arbolada de Tupiza; ella me comentó el estado polvoriento de mis botas. Era también la vendedora de diarios, y cuando le dije que yo había caminado solo hacia el Cañón del Inca, a unos siete kilómetros del pueblo,...