El ojo ajeno

El ojo ajeno

Rosario. Llegamos al puerto a las tres de la mañana con un retraso de siete horas porque el agua del río había descendido… anduve paseando por la ciudad hasta las siete. Comercio, balances, presupuestos, saldos, inversiones, crédito, inventarios, cuentas, neto, bruto,...
El fin de otoño

El fin de otoño

Los últimos meses me han presentado una serie de umbrales, y al cruzarlos veo de manera distinta las etapas anteriores; a menudo no entiendo bien mis sentimientos en el momento pasajero que los siento. Solo tenía pensado quedarme una semana en Rosario, rumbo a...
Epidemias

Epidemias

La pandemia nos permite ver otro lado de cosas que dimos por hecho. A veces la sensación es de ver el mundo más claramente, como la experiencia incómoda de vernos la cara en la luz despiadada de un nuevo ascensor; a veces parece más bien una inversión del orden...
Soñar un país

Soñar un país

Tarde o temprano en la historia de cada colonia todas las paradojas de la identidad criolla se manifiestan como un problema cultural. Los intereses económicos de los criollos impulsan su independencia política de la antigua metrópoli y su conexión con las tierras...
El Anglo

El Anglo

La manera nativa de matar vacas o novillos en aquel tiempo revestía penosas modalidades… Uno de los dos jinetes ocupados en la operación, la enlazaba de las aspas y se alejaba al galope, manteniendo el lazo tirante. El segundo hombre descolgábase entonces del caballo,...
Defensa de Violeta Parra

Defensa de Violeta Parra

The Parra family has the rare distinction of producing two major artists in a single generation: Nicanor, impudent antipoet who died only last year, and Violeta, folklorist, singer-songwriter and visual artist, who ended her own life in 1967. I read Victor Herrero...